Me enseñó a relajarme y a respirar

Todos tenemos momentos en la vida de desánimo,nervios,ansiedad, pena…y en ocasiones no sabemos ayudarnos a nosotros mismos.Cuando ocurre esto lo mejor es pedir ayuda a un especialista para que te eche una mano.En mi caso asistí a terapia hace tiempo con Virginia y me ayudó muchísimo.Me enseñó estrategias para controlar mi ansiedad, me enseñó a relajarme y a respirar.
Con la terapia aprendí a aceptar mi problema y a vivir feliz a pesar de él.A no ser tan exigente conmigo misma y a no interpretar mis síntomas nerviosos de forma catastrofista. Aunque hace bastante tiempo que acudí a terapia sigo conservando mis cuadernos con los “deberes” que me mandaba,sigo haciéndolos y poniendo en práctica sus enseñanzas cuando no me siento bien y eso me hace sentir mucho mejor y superar mis malos momentos.
Animo a todo el que se sienta mal emocionalmente por uno y otro motivo a que vaya sin dudarlo.

P. 48 años

A %d blogueros les gusta esto: